Como una forma de ayudar a quienes más lo necesitan, retribuir a la sociedad, ser agradecidos y llevar alegría y esperanza en este final de año, el pasado sábado 28 de noviembre un grupo de voluntarios de Vidrio Andino se hizo presente en la Fundación Preventorio Infantil de Sibaté con el objetivo de embellecer sus instalaciones, a través de la jardinería y la pintura.

 

 

 

 

La jornada de voluntariado se llevó a cabo durante todo el día y permitió que 89 niños de este centro infantil, que han sufrido algún tipo de maltrato, tuvieran la oportunidad de compartir con los colaboradores de Vidrio Andino, quienes les hicieron entrega de regalos de Navidad. Este tipo de iniciativas sociales están enmarcadas dentro de la política de Responsabilidad Social Empresarial de Vidrio Andino y busca reiterar el compromiso de la compañía en las comunidades en donde opera.

 

 

 

 

Deje su comentario